domingo, 31 de diciembre de 2017

Sí, “Hágase hombre”, pero de bien


El reconocido crítico, músico, actor, escritor, conductor y humorista argentino, Mex Urtizberea propone en el diario La Nación un sui generis ensayo en verso acera de la masculinidad vista con un tono sarcástico burlesco pero no exento de humor casi negro.
Así retrata la antítesis de la hombría, estos consejos que ofrece tienen un marcado tono troglodita que cuando se producen en un ambiente barriotero, pueden causar males menores, pero cuando alcanza dimensiones gubernamentales y hasta globales, es para preocuparse.
Seguramente los cibernautas conocen algún que otro caso así entre sus vecinos, pero estoy seguro de que una gran mayoría reconoce en actitudes como estas la actuación del señor Donald Trump que está sentado en el despacho oval de la Casa Blanca y que cada día, con esa filosofía de Hágase hombre, pero con guapería, pone al mundo al borde de una catástrofe.

Por tanto el mensaje de esta entrada es: hágase hombre pero no al estilo del rubio teñido de muchos millones, de dólares, claro.
“Hágase hombre ”

Salte en el lugar, salto de rana./ Corra, carrera march./ Haga abdominales, cuatro horas seguidas, al rayo del sol./ Flexiones cuatro horas seguidas, con más de treinta grados de temperatura./ Que se le ampollen las manos por el asfalto. Que le sangren.

Hágase hombre./Deshidrátese./ Preinfártese./ Desgárrese los músculos./ Pierda un riñón si hace falta./ Cuerpo a tierra./ No pare./ No sea maricón./No llore./ Pegue./ Mate./ Hágase hombre.

/No baile con una dama, sea bailado por su superior. Maltrate a sus inferiores. Humille a sus inferiores. Sea despiadado./ Siga con los abdominales./ Corra, carrera march./ No sienta./ Cuerpo a tierra./ Carrera march./ No sea mariquita./Golpee./Hágase hombre./Haga cosas de hombre./Vaya a la guerra./ Mande a la guerra./ Haga guerras./ Ponga cara de guerra./ Viole./ Torture./ Mate. /No llore./ Sea hombre./ Desprecie la opinión de una mujer. /Gane más plata que la mujer. / No pare con los abdominales.

/Insulte al que no es como usted. Pelee a trompadas en las esquinas, en los bares. No converse; pegue directamente. Sea animal para ser un hombre. Sea una máquina para ser un hombre./Hágase hombre./No haga cosas de mujeres./No hable de sus sentimientos./No sea sensible./No respete la vida de los demás./No se apiade de los que sufren./No se ponga del lado de los más débiles.

/Sea fuerte, fortachón, fuerzudo; forcejee con el que a usted no le caiga bien. Sea macho, machista, machito; machetee al que a usted no le caiga bien. Cáigales encima a los que están más abajo.

/Siéntase superior. Obedezca a su superior. /No pare con las flexiones./ Salte en el lugar./ Corra, carrera march./ Siga con los abdominales./ Al rayo del sol./ Con más de treinta grados de temperatura. Cincuenta grados en el pavimento. Saque llagas en sus manos con el pavimento./ Corra, salte, flexione./ Cuatro horas seguidas./ Sin parar./Termine en el hospital./Llegue preinfartado./ Deshidratado./Desgarrado./ Desangrado./ Llegue hecho todo un hombre./Hágase hombre. / Hombre de las cavernas.





domingo, 8 de octubre de 2017

La venerable caña de azúcar en Angola

Cuentan colaboradores  internacionalistas  que quien visite la Ciudad  de Huambo (600 kilómetros al sudeste de Luanda) o quizás  cualquiera otra urbe del país angoleño   notarán un ornamento inusitado: plantones de caña  diseminados por doquier.
La casa puede   ser modesta u opulenta, pero en un extremo de su jardín  o patio  el visitante podrá apreciar uno o varios plantones de la gramínea, sí de la exquisita caña de azúcar.

sábado, 30 de septiembre de 2017

Pelados, modas, modos

Con los nuevos pelados –a ras de piel- se acabaron la calvicie, las pasas (como llamamos en Cuba al cabello muy rizado) los negros, los jaba´os (un tipo de mestizo en este archipiélago cubano)… ahora todos somos “blancos” y trigueños (al estilo nuestro y no español) e indios.
Claro me gusta más el ajiaco racial criollo con sus particularidades, riqueza y orgullo por lo autóctono.

sábado, 23 de septiembre de 2017

“Juracanes”

Desde chico los ciclones me fascinaron, para bien o para mal.
Primero fue la alegría de los preparativos cuando veía asegurar puertas y ventanas con tablones o clavos y también  un alto tragaluz con esos materiales  y manteles de cuadros alternados en rojo o blanco… entonces ese misterio  o temor a la aventura apenas me dejaban dormir por la excitación.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Comienzo de las clases, un día glorioso

Terminó agosto… con él se van para muchos las ansiadas vacaciones de verano, recesan o al menos disminuyen, los viajes a  playas, piscinas o paseos cualquier día o a cualquier hora del día.
Inicia septiembre… En muchos otros lugares del mundo esto no tiene significación especial, pero en Cuba, la calle se reanima, se llena de colores y miles de padres junto a sus hijos aceleran el paso para garantizar la llegada puntual  a las labores cotidianas.